Siria, la guerra que comenzó con un grafiti.

Gente

  • 9 meses
  • jleo

Siria, la guerra que comenzó con un grafiti.

Un conflicto que ha destruido un país...

Años antes de que el conflicto comenzara, muchos sirios se quejaban de un alto desempleo en el país, de extensa corrupción, falta de libertad política y de la represión del gobierno del presidente Bashar al Asad, quien había sucedido a su padre, Hafez, en 2000.

“Es tu turno, doctor”. Este grafiti escrito en marzo del 2011 por un grupo de adolescentes en un colegio en la ciudad de Daraa, al sur de Siria, en alusión al presidente Bashar al Asad, que es oftalmólogo y en el contexto de la primavera árabe que ya había derrocado a los gobernantes de Egipto y Túnez, desató la ira del mandatario sirio con la persecución, detención y tortura de los jóvenes y desencadenó una guerra que cada vez está más complejo y sin indicios de solución.

Las fuerzas de seguridad sirias mataron a manifestantes en las primeras protestas y éstas se extendieron por todo el país. En verano del 2011, cientos de miles de sirios pedían en las calles la dimisión de Asad, reformas políticas y el fin de la brutalidad policial.

"Al principio del conflicto, muchos creyeron dentro y fuera de Siria que Asad duraría pocos meses. Vieron el efecto dominó que se estaba produciendo, con caídas de líderes fuertes en países árabes", apunta Yaron Friedman, profesor de la Universidad de Haifa y experto en Siria.

EL COMIENZO LA GUERRA CIVIL

A medida que el levantamiento de oposición se extendía, la represión del gobierno se intensificaba.

Los simpatizantes de la oposición comenzaron a armarse, primero para defenderse y después para expulsar a las fuerzas de seguridad de sus regiones. Asad prometió "aplastar" lo que llamó "terrorismo apoyado por el exterior" y restaurar el control del Estado.

La violencia se incrementó rápidamente en el país. Se formaron cientos de brigadas rebeldes para combatir a las fuerzas del gobierno y lograr el control de ciudades y poblados.

"Hasta el 2012, la mayoría pensaba que el final del régimen estaba cerca, pero entonces Asad consiguió ayuda de sus aliados. Primero de Irán y de (el movimiento chií libanés) Hizbulá, que mandó a su milicia a luchar con Asad y le aportó avances que lo salvaron y le dieron mucha motivación", indica Friedman.

Estos grupos incluyen tanto combatientes rebeldes moderados y seglares, como el Ejército Libre Sirio (ELS), hasta grupos islamistas y yihadistas.

Pero en esta guerra civil también están involucradas fuerzas de otros países. Desde 2014, Estados Unidos, junto con Reino Unido, Francia, y otros seis países, habían dirigido incursiones aéreas contra EI (Estado Islámico) en Siria, pero había evitado atacar a las fuerzas del gobierno sirio.

Rusia, por su parte, lanzó una campaña aérea sostenida en 2015 para "estabilizar" al gobierno sirio tras una serie de derrotas infligidas por la oposición.

Los grupos rebeldes, mientras tanto, continúan luchando entre sí para ganar control del territorio. El FSA y otros rebeldes moderados han pedido repetidamente a Washington armas antiaéreas para responder a los devastadores bombardeos de Rusia y el gobierno sirio, pero Estados Unidos y sus aliados se han negado, por temor a que las armas avanzadas terminen en manos de los grupos yihadistas.

Los rebeldes de la oposición siria también han atraído varios grados de apoyo de otras potencias regionales, como Qatar y Jordania.

El mapa de quien controla cada zona de Siria actualmente está lleno de divisiones. El régimen de Asad tiene una gran parte del oeste del país, Damasco, Latakia, Tartús, casi toda la frontera con Líbano, Alepo, otra en el centro del país y en Deir Ezzor. Tras perder Alepo, en el norte, los rebeldes tienen una zona amplia de la provincia de Idlib, fronteriza con Turquía, un área cercana a Damasco y otra en Homs.

La franja norte, a lo largo de la frontera con Turquía y una parte de la iraquí, está en manos de las fuerzas kurdas, a excepción de unos tramos que  controlan los rebeldes y el EI. Los yihadistas tienen una parte del este de Siria fronterizo con Irak, y zonas del norte, en Alepo, Al Raqa, As Shaddadah, áreas centrales y pequeñas partes en el sur.

¿Por qué está durando tanto esta guerra?

Un factor clave ha sido la intervención de las potencias regionales y mundiales. Su apoyo militar, financiero y político para el gobierno y la oposición ha contribuido directamente a la intensificación y continuación de los enfrentamientos y convertido a Siria en un campo de batalla de una guerra subsidiaria.

HECHOS RECIENTES

El 4 de abril del 2017, un ataque con armas químicas causó al menos 86 muertos en la localidad siria de Jan Sheijun. La oposición siria, EEUU y otros países acusaron al régimen de Damasco del ataque, pero las autoridades sirias negaron haberlo perpetrado. Rusia alegó que se había bombardeado un almacén donde los rebeldes que controlan Jan Sheijun guardaban armas químicas.

La noche del 6 al 7 de abril, Washington bombardeó con 59 misiles Tomahawk la base militar siria de Al Shayrat, en la provincia de Homs, en represalia por el ataque químico de Jan Sheijun. Según el Pentágono, el bombardeo el primero de EEUU contra el régimen de Asad destruyó "el 20% de la aviación siria".

Ahora, la acción militar de Estados Unidos, podría ser la intercesión que dé un giro al conflicto y ponga a prueba al régimen de Al Asad. Pero tal como señalan los expertos, lograr una solución para la guerra no será fácil y todo dependerá de cómo responda tanto el gobierno sirio como sus patrocinadores, principalmente Rusia.

Fuentes: CNN español, BBC, El Peridodico

Oxfam, Banksy:"Niña con el globo" a favor de la paz en Siria.

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: