¿QUE SIGNIFICA ESTE CUADRO? TIENES QUE VERLO...

Diseño

  • 9 meses
  • jleo

¿QUE SIGNIFICA ESTE CUADRO? TIENES QUE VERLO...

Edvard Munch fue un pintor y grabador noruego perteneciente a la corriente expresionista. Sus primeras obras nos reflejan su angustiosa vida marcada desde la niñez. Su infancia fue muy difícil. Perdió a su madre cuando él tenia 5 años, su hermana sufría de un trastorno bipolar y fue internada.

Ella  murió cuando el artista tenía 15 años. Su padre fue un hombre muy dominador que a sus 5 hijos los obsesionaba con sus ideas religiosas. De aquí nació su personalidad un poco conflictiva y a veces desequilibrada que alguna vez hizo que él mismo se internara en un hospital mental. Pero al mismo tiempo él lo consideraba que este trastorno era la base de su genio.

Qué significaban para el artista el amor, la angustia y la muerte?

Amor: aquí Munch hace referencia al primer amor de su vida, Millie Thaulow. Una mujer casada a la que llamaba “señora Heiberg”. El no poder tenerla y desearla constantemente hizo que realizara unas obras donde nos muestra sus escenas vividas.

Angustia: estas son las escenas que reflejan la verdadera identidad de Munch. Su angustiosa niñez y sus días a lado de su madre moribunda.

Muerte: aquí vemos escenas que le recuerdan la muerte de su madre y su hermana. La muerte la representa a través de una simple despedida entre dos amantes, o una despedida de un ser querido que esta a punto de dejar este mundo. Pero esa misma muerte también esta reflejada en una ausencia que a muchos paraliza y que inevitablemente nos provoca un grito desgarrador.

El origen del Cuadro "El Grito"

Existe un diario escrito por  Munch en 1892 donde nos detalla su inspiración para este cuadro….

“Paseaba por un sendero con dos amigos el sol se puso de repente, el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio – sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad – mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza.”

Se dice que  ese lugar era un mirador donde se inspiraban muchos artistas viendo el paisaje de  Kristiania, Oslo, desde la colina de Ekeberg. Aquí existía un camino  que estaba a las afueras de la ciudad. Un lugar de numerosos suicidios donde incluso uno de sus amigos actores se quitó la vida. También se podía observar un manicomio, el lugar donde su hermana Laura fue internada y unos mataderos en el alcantarillado.

Se dice que el tono rojizo del cielo empleado por el pintor se debió a la erupción del volcán Krakatoa, en Indonesia, que afectó severamente el paisaje noruego, tiñéndolo de ese color.

De aquel sentimiento que experimentó el autor en aquel mirador  parece que quedo  inmortalizado en un cuadro llamado La Desesperación, dicha obra  fue la primera versión del El Grito.

 

La segunda obra, con el mismo nombre, se trataba  de una composición bastante sencilla similar a la anterior, pero con colores diferentes. Una escena  mas sombría, la figura menos contemplativa y mas desesperada, a diferencia de la anterior, el rostro esta de frente.

Al final, en su ultima versión la figura va evolucionando hacia un ser deforme y grotesco, casi cadavérico, que se lleva las manos hacia el rostro mientras parece emitir el angustioso grito que le da nombre al famoso cuadro, “El Grito”.

 

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: