LA CARA DEL DIABLO EN ECUADOR, UNA HISTORIA FASCINANTE

Misterio

  • 8 meses
  • jleo

LA CARA DEL DIABLO EN ECUADOR, UNA HISTORIA FASCINANTE

El poder brutal, llamado también La cara del diablo, es una escultura, muy conocida en Ecuador, labrada en roca pura y cubierta con cemento, en la ladera de una montaña junto a una carretera.

Representa a Satanas y está ubicada en la vía Alóag - Santo Domingo a 5 km del poblado de Tandapi, por lo que también suele ser denominada El diablo de Tandapi. Es especialmente notoria por su tamaño y conocida ya que por aquí circula el itinerario terrestre Quito-Guayaquil y viceversa.

Es un motivo de curiosidad de quienes circulan por el lugar, pese a que está descuidado. La figura, que está a 30 metros del suelo, tiene 20 metros de alto y sobresale en la punta de una loma que da hacia la curva de la vía. El rostro tiene dos cuernos que se elevan sobre la frente; la nariz puntiaguda, la boca, semiabierta, deja al descubierto dos colmillos. En la base está escrita la frase, en mayúsculas, "El poder brutal".

Muchas han sido las historias y exageraciones sobre la escultura del ‘Poder Brutal’, más conocida como el Diablo de Tandapi, ubicada a dos kilómetros antes de llegar a la población (una parroquia del cantón Mejía) con dirección a Quito.

Luis Felipe Buenaño, hijo del autor, después de 3 años del fallecimiento de su padre, cuenta la verdadera historia, de cómo sucedieron los hechos y qué motivó a Cristóbal Buenaño a esculpir semejante obra la misma que contiene un mensaje para el mundo.



Esta historia nace en las manos de un hombre a quien según su hijo Dios lo dotó de habilidad e inteligencia. Se trata de Cristóbal Octaviano Buenaño Núñez, quien llegó a Santo Domingo el 23 de noviembre de 1963, acompañado de su esposa, Laurita Paredes, procedentes de Ambato.

Enseguida empezó a trabajar en la mecánica de Eduardo Mora, quien les brindó todo su apoyo e incluso llegó a considerar como sus padres; por el año 1965 ingresó a trabajar en el Ministerio de Obras Públicas como operador de maquinaria pesada.

Desde su llegada a Santo Domingo le fue tomando cariño a esta tierra que le abrió las puertas, por lo cual nunca descuidó la idea de ser recíproco con ella. Luego de algunos años pudo plasmar un gran mensaje para Santo Domingo y el mundo.

Un día, sin previo aviso, en un costado de la carretera Aloag – Santo Domingo, apareció el Diablo y la noticia se expandió como pólvora encendida. Cada vez que recorremos esta carretera para adentrarnos en la montaña húmeda de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, miramos un rostro gigantesco que despierta muchas inquietudes.

La escultura había sido tallada tras el talud de la carretera, en la que los trabajadores de Obras Públicas, realizaban labores de mantenimiento y el escultor compartía el tiempo en dirigir los trabajos y el tallado de la roca. Cuando estuvo completa, movieron la tierra que la protegía de las miradas y, de un día al otro, apareció el Poder Brutal.

Esta obra monumental fue construida entre los años 1984 al 86 por el escultor César C. Octaviano Buenaño N., está a pocos kilómetros del centro poblado de Manuel C. Astorga (TANDAPI), en la vía que conduce desde Aloag a Santo Domingo.

La obra esculpida en la peña de la carretera tiene el título de: “EL PODER BRUTAL” y su mensaje es el siguiente:

“Nuestra humanidad ha transcurrido durante ya veinte siglos por un camino no muy acertado, promoviendo una enorme brecha entre el poder mal utilizado y las grandes masas humanas desprotegidas en todos los rincones de nuestro planeta; hoy que estamos cursando el siglo veintiuno, es la gran oportunidad para cada ser humano, de reflexionar sobre nuestro comportamiento individual y el aporte a la sociedad, por eso, toda persona que pase por este lugar y observe este mosaico entre hombre – bestia y lea “El Poder Brutal”, seguramente razonará y concluirá que tanto el poder de hacer el mal y la capacidad de hacer el bien, se encuentra en cada uno de nosotros, en nuestra energía interior y en los actos que realizamos día a día”.

¿Qué significa el Poder Brutal?

Como toda gran obra esta también tiene su significado y realmente el poder brutal se encuentra dentro de nosotros mismos, porque tenemos el poder de hacer el bien o el mal y esto beneficia o perjudica a los que están a nuestro alrededor, comentó Luis Felipe.

Por eso la escultura tiene facciones de hombre y de animal, por ejemplo las orejas son de un animal, la nariz del hombre y así es todo su rostro, también representa lo malo, porque sabemos que lo malo existe y esta es una manera de representarlo.

Se le ha denominado también como ‘El Diablo de Tandapi’ por su ubicación geográfica, ya que está a pocos kilómetros de la parroquia del mismo nombre.

 

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: