10 Cenas fáciles y saludables para los niños

Comida

  • 7 meses
  • jleo

10 Cenas fáciles y saludables para los niños

La cena debe ser una comida nutritiva, pero a la vez ligera. Recuerda el siguiente refrán y acertarás con la alimentación de toda la familia: Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un méndigo.

1. Mini hamburguesa de jamón con tomate y fresas de postre

Por lo general, las hamburguesa se preparan con huevo, de manera que junto al jamón, será una fuente rica en proteínas. El tomate es rico en vitamina C y además puedes añadirle algo de verde, como lechuga o acelgas para completar una rica ensalada. Por otro lado, las fresas son una fruta rica en antioxidantes, que son los encargados de reparar los tejidos y fortalecer el sistema inmunitario.

2. Coles de Bruselas con miel y arándanos coles de bruselas

Las coles de bruselas pueden llamar la atención de los niños por su tamaño y color. Es una verdura rica en folatos, por tanto, también es recomendada en la dieta de las mujeres embarazadas. La deficiencia de folato está relacionada con un mayor riesgo de defectos del tubo neural en el futuro bebé. Los niños necesitan más folato que los adultos, es por eso que las coles de bruselas se deben incluir con frecuencia en la dieta de los más pequeños.

3. Brochetas de verdura a la plancha

Con las brochetas puedes incluir diferentes verduras en la cena. Por tanto, este plato es muy nutritivo, ligero y saludable. Intenta usar verduras de diferentes colores parar que las brochetas queden más vistosas. Incluso puedes pedirle al pequeño que te ayude a prepararlas. Cuando son ellos los que preparan los alimentos ponen menos pegas a la hora de comerlos.

4. Tomates rellenos

Con los tomates rellenos puedes hacer platos muy originales si te esmeras un poco en la decoración. Puedes rellenarlos de carne, pescado o incluso de arroz o cuscús. Es una cena muy nutritiva y una manera diferente de que los niños coman verduras. Como ya he mencionado anteriormente, los tomates son ricos en múltiples vitaminas, entre las que destaca la vitamina C. Esta es necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos de todo el cuerpo. Debido a que el cuerpo no puede producir la vitamina C por sí solo, es fundamental ingerir alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria.

5. Revuelto o tortilla de espinacas

Puedes preparar tanto un revuelto como una tortilla de espinacas. Los ingredientes serán los mismos. Las espinacas son una fuente importante de fibra y de hierro, que ayuda a prevenir el estreñimiento y la anemia. Además, esta receta también incluye las proteínas del huevo, necesarias para el desarrollo y crecimiento de los músculos. Puedes completar la cena con un plátano, que además de muchas vitaminas contiene potasio, necesario para mantener los músculos sanos.

6. Croquetas de atún y verduras cocidas

Con frecuencia, los niños rechazan comer pescado. Sin embargo, hay muchas maneras de prepararlo y las croquetas es una de mis favoritas. El atún contiene ácidos grasos omega-3, estos aportan muchos beneficios para la salud de los vasos sanguíneos y el corazón. Además, ayudan a reducir el colesterol malo. Las verduras cocidas son un acompañamiento ideal para la mayoría de los platos. Usar verduras variadas de diferentes colores ayudará a llamar la atención del pequeño. Debes tener en cuenta que la presentación es muy importante, así que intenta ser original.

7. Pechuga de pollo y puré de patatas

Es una cena fácil y rápida de preparar, pero además muy nutritiva. La patata ayuda a que el niño reponga la energía necesaria al final del día y el pollo contiene proteínas fundamentales en su crecimiento. Como siempre puedes incluir una fruta o un producto lácteo, para completar la cena.

8. Pasta con salchichas y pimiento

A la mayoría de los niños les gustan las salchichas. Puedes preparar una pasta con salchichas y trozitos de pimiento de diferentes colores. De esta manera, te quedará un plato más vistoso que llamará la atención de los más pequeños de la casa. Es un plato con el que tienes un alto porcentaje de acierto y además, es nutritivo y ligero para la cena.

9. Puré de calabacín y merluza a la plancha

La merluza es un pescado bajo en grasas y por eso, es perfecto para tomar en la cena. Es rico en proteínas y otras vitaminas del grupo B. Además, contiene minerales como magnesio, hierro o yodo. Puedes prepararlo a la plancha, pero asegurate bien de eliminar todas las espinas. Por otro lado, el calabacín también es una fuente importante de minerales entre los que destacan, el fósforo, el magnesio y el calcio. Es una verdura con un bajo aporte calórico, por tanto, es ideal para aquellos niños que tengan un poco de sobrepeso. Esta es una cena muy ligera y deberás incluir alguna fruta, como el plátano que aporta energía y es rico en potasio.

10. Ensalada divertida

La ensalada es uno de mis platos favoritos, por su versatilidad. Se pueden añadir diferentes alimentos con distintos nutrientes y elaborar un plato único muy completo. Puedes empezar por algo de verde, como lechuga, espinacas o acelgas. También puedes añadir fruta, como el mango, manzana o plátano. Algún alimento rico en proteínas como el pollo o el huevo. Y en cuanto al aliño, este plato también te permite ser creativa, pero quizás para los niños una salsa de yogur será un acierto.

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: