8 Datos que les ocurren a las mujeres despues de la intimidad. La 4 te pasará a cada rato!

Mujer

  • 6 meses
  • jleo

8 Datos que les ocurren a las mujeres despues de la intimidad. La 4 te pasará a cada rato!

No es de asombrarse las cosas que te pasan despúes de tener intimidad con tu pareja, tu piel luce radiante, tus senos algo más grandes y tienes energía suficiente como para correr una maratón.

COSAS QUE TE OCURREN DESPÚES DE LA INTIMIDAD.

 

Tus senos crecen:

La excitación ocasiona que tus senos se hinchen. Obviamente no vas a subir de talla de sostén, pero se verán más uniformes. Lo malo es que el efecto se va después del acto.

Pierdes el asco:

¿Te ha pasado que hay ciertas cosas que juraste jamás hacer, pero aún así las intentaste alguna vez? Un estudio descubrió que cuando estamos excitadas, es menos probable asquearnos por cosas que nos desagradarían en otra situación.

Te sonrojas:

¿Has notado que tu piel luce mejor unos momentos después de tener sexo? Cuando estamos excitadas, nuestro pecho y mejillas pueden llegar a enrojecerse, además de que estás haciendo bastante ejercicio.

Todo te excita:

Los estudios han descubierto que cuando estás excitada, es más fácil que te excites con otras cosas que no solían interesarte. Si alguna vez has tenido alguna fantasía extraña, sabes de qué estamos hablando.

Te dan ganas de orinar:

Si alguna vez has sentido ganas de orinar durante el sexo, no tienes nada de qué preocuparte. De hecho, ¡significa que él está haciendo algo bien! Supuestamente, cuando nuestro punto G recibe estimulación, se siente como si tuvieras ganas de ir al baño aunque no sea así.

Tu vagina se expande:

Si te pones a pensarlo unos momentos, no debería ser posible que un pene entre en una apertura tan pequeña. Lo que está pasando es que al excitarnos, el útero sube, lo cual alarga la pared vaginal.

Tus labios cambian de color:

¡Obviamente nos referimos a los labios vaginales! Cuando estamos excitadas, no sólo la vagina se expande, sino que los labios se hinchan y cambian de color. En mujeres que no han tenido hijos, cambian de rosa a rojo y después de haber tenido hijos, cambian de rojo a morado.

Los “ruidos”:

Seguro ya sabes a qué clase de ruidos nos referimos. Son aquellos que suenan como si expulsaras aire por otra parte de tu cuerpo. ¿Es normal? ¡Claro que sí! ¿Es malo? ¡Por supuesto que no! Puede ser una experiencia un poco embarazosa, pero simplemente es un poco de aire que se quedó atrapado dentro de tu vagina. En lugar de verlo como algo incómodo, ¡velo como algo gracioso!

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: