15 pasos para superar a tu Ex Pareja

Consejos

  • 5 meses
  • jleo

15 pasos para superar a tu Ex Pareja

Una ruptura sentimental implica un sentimiento de fracaso y una necesidad de reorganizar nuestra vida e incluso nuestro tiempo. Sentimos que hemos perdido las ilusiones para el futuro; es decir, supone un cambio en nuestro “proyecto de vida”.

1. Entiende las causas de la ruptura de pareja

“Olvida lo que te hizo daño en el pasado, pero jamás olvides lo que te enseñó”

Es fundamental que comencemos con una reflexión de lo ocurrido. Debes hacerte las siguientes preguntas: ¿Es la primera vez que me pasa esto?, ¿elijo siempre el mismo perfil de relación que no me conviene?, ¿soy muy exigente en el amor?, ¿tenía idealizada a mi pareja y esta imagen no se correspondía con la realidad?”

Otra idea a extraer de este análisis es darnos cuenta de lo que necesitamos que tenga nuestra futura pareja, defectos que no podamos asumir y que seguramente hayan llevado a una ruptura o virtudes indispensables para que funcione la relación amorosa. Es importante ser consciente de nuestra lista de necesidades para aprender de nuestros errores y que no vuelvan a suceder.

2. Acepta el fin de la relación sentimental

“Si no cierras viejos capítulos, no podrás abrir una nueva historia”



La principal dificultad a la hora de superar un rechazo amoroso es la aceptación de la situación y el darnos cuenta que las cosas que creemos sobre la persona amada no son en absoluto parecidas a la realidad y tampoco están de acuerdo con el concepto ideal que tenemos del amor. Reconocer que la relación en verdad no era tan perfecta como tú pensabas o que esa persona y tú no eráis tan felices como pensabas es complicado.

A menudo, durante la relación de pareja, hemos captado mensajes que nos negamos a aceptar y, al final, es mucho peor puesto que “quien vive de ilusiones, muere de desengaños”. Cuanto antes seas consciente de la realidad, antes podrás tomar las decisiones adecuadas y pasar página.

3. No te victimices ni tampoco te martirices

“Cada fracaso te enseña algo que necesitabas aprender”. Charles Dickens

“¿Por qué a mí? No me lo merezco”. La autocompasión puede convertirse en una fácil salida para eximirnos de cualquier culpa de lo acontecido en la relación de pareja. Pero puede volverse un arma de doble filo, ya que el dolor nos engancha y el sufrimiento puede ser demoledor: “La lástima por uno mismo es uno de los narcóticos no farmacéuticos más destructivos, es adictiva y separa a la víctima de la realidad”, John W. Gardner.

4. Deja que tu pareja se vaya

“Un día conocerás a alguien que te demostrará por qué nunca funcionó con otras personas”

No te empeñes en lo que no puede ser. Si esa persona no quiere estar contigo, deja que se marche. No te conducirá a nada bueno tratar de retenerle o tratar de manipularle para que se quede contigo.

No alargues el dolor releyendo sus antiguos correos electrónicos o whatsapps, esperando llamadas o mensajes telefónicos que no van a llegar. Tampoco resulta saludable seguir los pasos de tu expareja o ver sus fotos a través de la redes sociales.

Hay gente que prefiere cortar de raíz y decide borrar su teléfono, mensajes o incluso destruir todas las fotos o pruebas de que esa novio o novia ha existido. Si eso te libera y crees que te ayuda, ¡adelante! Realmente no parece que haya una fórmula mágica para superar los fracasos sentimentales.

5. Sé paciente contigo mismo: superar una ruptura de pareja lleva su tiempo

“El tiempo no borra las cicatrices, pero sí te enseña a convivir con ellas”

El duelo no tiene fecha de caducidad. Debemos esperar a que se cierren nuestras heridas, asimilar lo acontecido y adaptarnos a la nueva situación de separación. “Hay que darle tiempo al tiempo”. Sé paciente porque seguro que tendrás momentos de bajón y sufrirás con recuerdos que vengan a tu mente, pero no te precipites ni te pongas límite, ya que forzar la situación sólo te producirá ansiedad y desasosiego.

La superación de una separación afectiva es un proceso que lleva su tiempo y que tiene sus fases. Estas son las etapas progresivas por las que se suele pasar:

Fase 1.- Negación: “Esto no me puede estar pasando a mí”.
Fase 2.- Culpabilidad: “Debería haber demostrado más mi amor”.
Fase 3.- Resignación: “No volveré a enamorarme”.
Fase 4.- Recuperación: “Me merezco alguien mucho mejor”.

6. No te dejes arrastrar por las emociones

“Cada dolor te hace más fuerte, cada traición más inteligente, cada desilusión más hábil y cada experiencia más sabio”

Tras una separación o un divorcio, a veces nos dejamos llevar por la rabia: “¿Cómo ha podido hacerme esto? ¡Le odio!”. Si sientes que estás acumulando resentimiento en tu interior, es necesario que te preguntes a ti mismo si prefieres dedicarte a reconstruir tu vida o a destruir la de tu expareja. Uno tiene que elegir en qué objetivo se centra y, si lo piensas bien, lo más importante eres tú mismo, así que la elección está clara. El odio solo hace daño a quien lo siente. Concéntrate más en tu bienestar que en hacer daño a tu expareja.

La tristeza y el sinsentido también son probable que afloren tras una ruptura sentimental: “Mi vida no tiene sentido sin mi pareja”. Pero, si somos sinceros con nosotros mismos, podremos constatar que en nuestra vida ya hemos vivido otras situaciones de sufrimiento que hemos podido superar con el paso del tiempo. Y, por supuesto, que nuestra vida a vuelto a cobrar un sentido. Sentir tristeza y sufrir tras una pérdida afectiva es natural, pero ese sufrimiento se atempera con el tiempo.

Si en esta situación, te sientes dominado por un sentimiento de culpa, es bueno que consideres la idea de que siempre hay muchos factores que llevan a que una relación sentimental se rompa. Por tanto, tú no puedes ser la única causa. De manera inconsciente, creemos que si nos rechazan es porque no somos lo suficientemente buenos y que, cambiando cosas en nosotros, podremos conseguir que nos quieran.

Por otra parte, si tu pareja te ha dejado por otra persona, jamás te compares con ella. Ya sabes que “las comparaciones son odiosas”. Además, cada persona tiene sus virtudes y defectos: nadie atesora todas las virtudes y, afortunadamente, tampoco acumula todos los defectos. Cada persona es singular, diferente a los demás, y, por tanto, no se debe comparar con otra.

7. No te aísles de tus amigos y de tu familia

“Una persona aislada se siente débil, y lo es”. Concepción Arenal

Todos sentimos necesidad de tener a alguien a nuestro lado cuando lo estamos pasando mal, por eso encerrarse en uno mismo no es la mejor solución para superar una ruptura de pareja. Por el contrario, es positivo hablar de lo que te preocupa con la gente que te aprecia, con tu familia y amigos. Fingir que no ha pasado nada no es una solución. Puede parecer lo más sencillo a corto plazo, pero sólo sirve para postergar el momento de comunicar a las personas más cercanas tu fracaso matrimonial o de pareja y para crear rumores a tu alrededor.

Así que no inventes excusas para justificar la ausencia de tu marido o de tu esposa en una cena de empresa o en casa de tus padres. Sé sincero, verás cómo te sientes liberado y mucho mejor. Además, recuerda que la gente que te quiere, no te juzgará, sino que te apoyará incondicionalmente.

8. Cuida tu salud física

“Cuida tu cuerpo, es el único lugar que tienes para vivir”. Jim Rohn

Cuando estamos tristes, nuestra salud general e incluso nuestro sistema inmunológico se resienten. Es habitual que tras una ruptura amorosa se produzca una pérdida del apetito “no tengo hambre” y del sueño “paso toda la noche dándole vueltas a por qué se ha roto mi relación de pareja”. No dejes que la tristeza te afecte y evita la tentación de la comida basura, que es muy poco digestiva. Los atracones de helado, de chocolate o ahogar las penas en alcohol sólo funcionan en las películas, al final sólo conseguirás añadir más problemas a tu tristeza.Procura descansar adecuadamente. Dormir las horas necesarias es importante, así que no dejes que te dominen las preocupaciones.

9. Sigue con tu vida cuanto antes

“Los tiempos duros nunca duran; pero la gente dura, sí”. Robert Schuller

Es verdad que a menudo hemos estado tan volcados en nuestra pareja que no sabemos qué hacer con nuestro tiempo libre, pero mantener ocupada la mente y hacer actividades que te gusten ayudan a superar una ruptura de pareja.

Ahora tienes tiempo para dedicarte a tus aficiones, que a lo mejor has sacrificado para estar con la persona que amabas. Si tienes muchas horas de tiempo libre y no sabes qué hacer, piensa en dedicarte a algún tipo de voluntariado que te haga sentirte bien, ya que eso hace crecer nuestra propia autoestima. Tú mismo debes ser el artífice de tu propia felicidad, así que escucha esa música que tanto te gusta, llora si lo necesitas, lee algún libro de autoayuda, sal con tus amigos, aprende a bailar bachata, etc.

10. Haz alguna actividad deportiva para descargar la tensión

“El deporte delega en el cuerpo algunas de las virtudes más fuertes del alma: la energía, la audacia y la paciencia”. Jean Giraudoux

Seguro que no te apetece hacer nada, sólo quedarte en el sofá. Y es que cuando perdemos la ilusión, nos desvitalizamos. Es habitual que, tras una situación emocionalmente complicada, nos sintamos físicamente agotados.

Aunque te pudiera parecer paradójico, hacer algo de ejercicio te ayudará a recuperar la fuerza y conciliarás con más facilidad el sueño.

11. Amplía tu círculo de amigos

“Un amigo es un regalo que uno mismo se da”. Robert Louis Stevenson

Conocer nuevas personas puede ser muy positivo, ya que a menudo compartimos amigos con nuestra pareja o nuestro ambiente habitual nos recuerda constantemente a ella.

Por otra parte, a veces resulta muy difícil para los amigos permanecer neutrales cuando se ha producido una ruptura sentimental. Por tanto, hay que asumir que habrá amigos o familiares que se posicionarán de parte de nuestra expareja o que tendrán más afinidad con ella. Aunque otros, en cambio, mantendrán una mayor amistad con nosotros, tenemos que aceptar que es posible que, además de al esposo o a la mujer, con la separación perdamos la relación con algunos amigos comunes.

12. Adáptate a la nueva situación

“Cuando una puerta se cierra, una ventana se abre”

A veces hasta el propio cuerpo nos pide un cambio de vida, hacer un viaje o una nueva actividad completamente opuesta a lo que solíamos hacer. O simplemente un cambio de imagen o un nuevo corte de pelo. Haz todos los cambios que necesites para sentirte bien contigo mismo y recuperar tu identidad.

13. Sé positivo

“Si fuiste feliz con la persona incorrecta, ¡imagínate con la persona correcta!”

Piensa que todas las cosas suceden por alguna razón y, aunque ahora no sepas cómo ni por qué, es probable que tu ruptura de pareja haya sido para bien. Al menos te has dado cuenta de que estabas compartiendo tu vida con la persona equivocada.

14. Redescubre la vida con ilusión

“El fracaso es solo la oportunidad de comenzar de nuevo, esta vez de forma más inteligente”. Henry Ford

Crea un mundo nuevo, redescubre la vida paso a paso. No tengas prisa por volver a enamorarte, primero tienes que estar bien contigo mismo antes de comenzar a salir con otra persona. A pesar del dicho popular de que “un clavo saca a otro clavo” o el que afirma que “la mancha de mora, otra la quita”, la relación no funcionará si no hemos acabado con nuestros propios fantasmas.

Nunca empieces otra relación por despecho, para darle celos o envidia a tu ex o para demostrarte a ti mismo cuánto vales. Eso sólo te llevará a la larga a un nuevo y doloroso fracaso sentimental. Tener una relación amorosa inmediatamente tras otra es agotador, ya que, cuando te involucras con una persona, das una parte de ti mismo que ya no recuperas, así que trata de evitar sufrir más decepciones con relaciones que sepas de antemano que no conducen a nada.

15. Recurre a la ayuda de un profesional si el sufrimiento no disminuye

“Si por ti solo no puedes salir de un problema, lo maduro es aceptar ayuda”



Puede ser necesario recurrir a un psicólogo o un terapeuta que nos ayude a reorientar nuestra frustración o nuestra ira y aminorar nuestro sufrimiento emocional. No siempre uno solo puede pasar página y superar una ruptura de pareja.

Fuente:Cuida tu salud emocional

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: