Así es como los Animales te avisan cuando va a ocurrir un gran Terremoto.

Animales

  • 2 meses
  • jleo

Así es como los Animales te avisan cuando va a ocurrir un gran Terremoto.

Las señales antes de un terremoto pueden ser diversas, pero las señales más efectivas para predecir un terremoto consiste en aquellos, que no prestamos atencion: hablamos del comportamiento en los animales.

Los científicos aun tratan de unificar y llegar a un consenso sobre los estudios de observasen a través de satélites, sismógrafos, explociones solares, cambios electromagnéticos de la atmósfera, etc. Actualmente han aumentado los recursos a este área pero todavía no existen fórmulas ni mecanismos tecnológicos que puedan predecir con efectividad los terremotos.



Por el momento la sugerencia es estar atentos a las señales claras y contundentes de la naturaleza antes de un terremoto. Observar el comportamiento normal y anormal de nuestras mascotas y del ambiente nos puede dar importantes señales y posiblemente salvar nuestra vida.

Aquí se detallan algunos pronósticos que han sido documentados y entregan un alto promedio de asertividad como métodos de observación para predecir señales antes de los terremotos:

Gusanos

En 1755 el filósofo Immanuel Kant observó como una gran cantidad de gusanos salieron de sus escondrijos bajo tierra cerca de Cádiz (España). Ocho días después Portugal sufría un devastador terremoto.

Serpientes

El 25 de junio de 1966 la ciudad Parkfield en California se vio inundada por una ola de serpientes de cascabel que abandonaron en masa las colinas en las que viven normalmente. Dos días después Parkfield sufría un terremoto.

Un estudio desarrollado en la provincia China de Guangxi un grupo de investigadores monitorizó en forma constante a un grupo de serpientes y las conclusiones fueron que estas se comportan de manera errática y agresiva antes de producirse un terremoto.

Gatos

El 28 de febrero de 2001 gran parte de los gatos de Seattle se escondieron sin motivo aparente. Transcurridos dos días del suceso la ciudad era golpeada por un seísmo.

Elefantes

El terrible terremoto que sacudió Sumatra el 26 de diciembre de 2004 y su posterior Tsunami aportaron nuevas pruebas. Los elefantes para transportar turistas de la playa de Lak comenzaron a emitir lo que parecía ser un llanto desesperado. Sus cuidadores intentaron calmarlos pero sin resultados. Los elefantes iniciaron una carrera hacia el interior. Incluso aquellos rompieron sus cadenas y salieron corriendo detrás del grupo. Animales y personas corrieron colina arriba por la selva.

El Tsunami no alcanzó la colina donde se habían refugiado los elefantes y las personas que los acompañaban.

Perros

Los perros aullan y ladran, se vuelven intranquilos y también se ponen a correr desesperadamente antes de un sismo o terremoto.

Los empleados de la Embajada británica en Peking fueron alertados de un potente terremoto que sucedería en la ciudad de Tangshan a cientos de kilómetros dirección Este cuando los incesantes ladridos de un perro les convencieron de que algo terrible iba a suceder. Evacuaron el edificio apresuradamente.

Según el Geólogo Cuántico, el Dr. Motoji Ikeya, especialista en Energía y Electrónica Nuclear por la Universidad de Osaka y Geología Cuántica Los animales detectan el campo geomagnético de la tierra y cualquier alteración en este campo es percibido por ellos de forma inmediata.

 

Ballenas y Delfines

Antes del Tsunami que sacudió Sumatra. En noviembre de 2004, un total de 115 ballenas y delfines murieron tras nadar hacia las playas en dos islas del sur de Australia. Días antes, otras 75 ballenas encallaron en las playas de Nueva Zelanda. El mismo comportamiento se observó en la comuna de Punta de Choros antes del terremoto del 27 de febrero de 2010. Los amigables delfines dejaron la localidad un par de días antes del terremoto, regresando después de varias semanas.

Tiburones

En las aguas de Florida, en agosto de 2005, 14 tiburones que llevaban un sensor electrónico para determinar su ruta, abandonaban su territorio de Sarasota hacia el Golfo de México - hecho que no tuvo lugar en ningún momento de sus cuatro años de monitoreo - justo 12 horas antes de que el Huracán Charley devastara la zona. Tardaron 2 semanas en regresar.

Aves y Flamencos

Númerosos testigos oculares han visto han declarado que antes de que tuviera lugar, cientos de aves se marcharon volando en bandadas de pájaros. Los flamencos antes del terremoto y tsunami de Sumatra que se encontraban en época de emparejamiento y anidación levantaron el vuelo y se marcharon de la zona.

Hormigas

Unos días antes del temblor, un tailandés observó a miles de hormigas apresurándose hacia la selva.


Otros casos

En la isla de Martinique en 1902, los animales huyeron de sus hogares. Tenían auténtico pánico y se dirigían hacia las playas. Justo después comenzó una terrible erupción del volcán que prácticamente destruyó la ciudad de St. Pierre. Muchos de los animales que se habían ido a la playa en busca de un lugar seguro, se lanzaron al agua mar adentro, incluso los que no sabían nadar. Treinta mil personas perdieron la vida.

Los chinos comenzaron a estudiar las reacciones de los animales. Cuando las serpientes aparecieron de pronto en pleno invierno en la superficie de la ciudad de Haicheng en China; la población se sintió alarmada. Las autoridades locales consideraron este evento como algo serio y evacuaron a los residentes. En enero de 1975, los animales empezaron a comportarse de forma extraña: vacas, perros, caballos... El 4 de febrero de 1975 un terremoto de 7.3 en la escala de Richter sacudió la zona de Haicheng en la provincia de Liaoning.

En 1975 funcionarios de la población china de Haicheng decidieron evacuar la ciudad tras observar que los animales empezaron a comportarse de manera inusual. Al poco tiempo un terremoto de 7,3 grados sacudió Haicheng destruyendo el 90% de los edificios.

El Parque Nacional de Yala en Sri Lanka alberga numerosas especies de animales, entre ellos elefantes, búfalos, simios, leopardos, etc. Sorprende saber que la ola llegó más de dos kilómetros hacia el interior de la Reserva Natural, sin embargo, no se encontraron cadáveres de animales. Se desconoce si muchos de los animales, provistos de este sexto sentido, sintieron la llegada de la ola y abandonaron la zona.

Habrá que estar muy atentos al comportamiento de nuestros animales de compañía y de los animales de nuestro entorno. Quizás una observación adecuada y una información a tiempo, podría salvarnos la vida.

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: