¿Sientes que amas y odias a tu pareja? Mira que dicen los Psicólogos

Consejos

  • 1 mes
  • jleo

¿Sientes que amas y odias a tu pareja? Mira que dicen los Psicólogos

Sentir que la persona que amamos y queremos que se quede a nuestro lado nos pone los pelos de punta, nos arruina el día y aun así necesitamos que esté cerca para abrazarla y besarla. ¿Puede eso llamarse amor y odio?

Cuando tenemos sentimientos de amor y odio podemos empezar a considerarnos ambivalentes emocionales. Esto no significa que primero sintamos odio y después amor, o viceversa. La ambivalencia emocional se caracteriza porque estas dos emociones, el amor y el odio, no se sustituyen, sino que pueden convivir juntas sin desplazarse la una a la otra.

¿Se puede considerar la ambivalencia un trastorno psicológico? En muchas ocasiones, esta ambivalencia se presenta en personas que sufren algún trastorno mental. Por ejemplo, las personas con depresión, esquizofrenia, psicosis o neurosis pueden mostrar un comportamiento ambivalente.

La persona amada se convierte en la persona odiada por cuestiones de 'frustración-agresión' −o de una baja tolerancia a la frustración−. Se pone a alguien en un pedestal −quizás inmerecidamente− y luego se desea crucificarlo. Pasado el periodo de cristalización se descubre que el enamorado no cuenta con todas las cualidades proyectadas. Esto puede causar mucha frustración.

También, puede ocurrir que las expectativas no cumplidas lleven a una animadversión debido a la frustración que generan. De manera que lo que antes se aceptaba sin mayor esfuerzo ahora es denegado inflexiblemente... Lo que antes se deseaba ahora se detesta ¿Es ésta una razón suficiente para odiar a quien antes se amaba?

Opiniones sobre este tema:

Si, se puede amar y odiar a una persona al mismo tiempo. De hecho, si amas a alguien esperas de ese alguien mucho y, si no está a la altura de tus expectativas, es fácil que te sientas frustrado y más cerca del odio. Si la relación es apasionada, esto se intensifica. En definitiva, cuando amas a alguien se entiende que los aspectos emocionalmente satisfactorios que te aporta esa relación prevalecen sobre los componentes agresivos. 

-Doña Francisca Martínez Delicado

 

El amor es un nutriente para todos los seres humanos, todos tenemos necesidad de dar y recibir amor; y el odio corresponde a la misma lógica. Lo opuesto al amor no es el odio, sino la indiferencia donde no hay relación, no se reconoce al otro y hay un no amor absoluto. Odiamos en el otro esos aspectos que odiamos de nosotros mismos y que no podemos reconocerlos y los depositamos en el otro, es decir los proyectamos. Cuando tomamos conciencia de estos mecanismos los podemos empezar a revertir y así va a ser posible pacificar nuestro espíritu. Cuando se ama también se odia, porque el odio es la contrapartida del amor; es decir que no hay amor sin odio. Asi que quedese tranquilo, no hay nada anormal en su comportamiento.

-Nelida Mograbi 

 

¿Te ha gustado lo que has leido?

Si es así y quieres leer más de este tipo de contenidos, compártelo con tus amigos y dale me gusta en nuestra página de Facebook, Twitter e Instagram y también contamos con Pinterest!




Compartir en: